martes, 23 de febrero de 2016

Júpiter, 20 de febrero de 2016

La noche del sábado 20 de febrero el cielo estuvo despejado, aproveché para montar el equipo en el balcón de casa, objetivo: observar y fotografiar Júpiter.

Esperé durante una hora, mientras el "planeta gigante" iba ganando altura y la óptica de mi buen telescopio refractor Vixen NA 120, montado en la Sky Watcher NEQ 6 Pro (una estupenda montura), se iba aclimatando a la temperatura exterior.

El cielo despejado, pero en cuanto empecé la observación visual comprobé que  el "seeing" era penoso, en Montmeló de 2.6". Una brutal turbulencia atmosférica que impide conseguir buenos resultados, no es posible conseguir buenas imágenes de alta resolución de La Luna y los planetas a menos que el "seeing" sea, como mínimo, de alrededor de 1". Aún así, y dado que hacía varias semanas que quería fotografiar Júpiter lo intente, probé primero con la Barlow Tele Vue Powermate 5X, el resultado para tirar a la basura. Probé luego con la Barlow TAL 3X, al ser el aumento menor podía bajar el tiempo de exposición a 1/30" y conseguir un vídeo de alrededor de 2500 fotogramas, suficiente como para que algunos queden más o menos bien a pesar del mal "seeing". La Barlow 3X me da una resolución de aproximadamente 0.5" por pixel, lo cual no está mal, en fotografía planetaria hay que utilizar combinaciones ópticas que nos den una resolución por pixel de entre dos y tres veces la resolución teórica del objetivo de nuestro telescopio, como mi refractor de 120 mm de diámetro tiene un poder resolutivo de alrededor de 1" el utilizar esta Barlow permite, en buenas condiciones de "seeing", inmortalizar los más pequeños detalles al alcance de ese telescopio, aunque es preferible utilizar una Barlow más potente, se consigue visualizar mejor los pequeños detalles y el aspecto del planeta gana en naturalidad. Tras procesar el vídeo con Castrator y RegiStax y intentar mejorar el resultado final con FitsWork conseguí esta fotografía.


No es gran cosa, pero teniendo en cuenta el "seeing" de esa noche no está del todo mal. Años atrás, antes de que las webcams adaptadas a la astronomía revolucionaran la fotografía planetaria, la mayoría de los amateurs se habrían sentido muy satisfechos con un resultado como este. Además de las formaciones nubosas de Júpiter pueden verse dos de sus satélites: Io a la izquierda y Europa a la derecha.

No está del todo mal, pero he conseguido fotografías de Júpiter y sus satélites mucho mejores, con un "seeing" de alrededor de 1". En fin, al menos me he sacado el "mono" de fotografía planetaria y el próximo fin de semana espero, o al menos deseo, conseguir mejores resultados si el "seeing" se comporta, como, por ejemplo, esta fotografía que saqué en la anterior oposición de Júpiter.


La fotografía planetaria es tan problemática como la fotografía de cielo profundo. Todos los que os habéis dedicado a inmortalizar los paisajes lunares y planetarios sabéis perfectamente de que os hablo: malas condiciones de "seeing" por vivir en una gran ciudad, turbulencia atmosférica, humedad que se deposita en el objetivo, el menisco o la placa correctora de nuestro telescopio. Sin embargo hay que insistir, la observación y la fotografía planetaria por parte de los ameteurs es algo fascinante, ¡podemos estudiar la meteorología de otro planeta distante decenas, o incluso cientos o miles de millones de km!. Los amateurs realizan una gran contribución al estudio de nuestros vecinos del Sistema Solar, siguen sus cambios de día en día a lo largo de años, de décadas, un trabajo que se traduce en un mejor conocimiento de los planetas.

2 comentarios:

  1. Odio el seeing...es mi peor enemigo porque me hace armar el equipo y no puedo sacarle jugo, me hace tirar tomas perder el tiempo y no cosechar nada...lo odio.

    ResponderEliminar
  2. Si, los que nos dedicamos a la fotografía planetaria tenemos el mal "seeing" como nuestro peor enemigo.

    ResponderEliminar